Isotipo de Abogados Ecuador

RESPONSABILIDAD LEGAL DEL APODERADO DE EMPRESAS EXTRANJERAS EN EL ECUADOR

 

En primer lugar, y según nuestro Código Civil Ecuatoriano (Art. 2020), el mandato es un contrato por medio del cual una persona (o entiéndase una compañía para el desarrollo del artículo), confía la gestión de uno o más negocios a otra, quien se hará cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera.

 

Es importante destacar, que el mandatario, o comúnmente llamado apoderado, responde hasta de la culpa leve en el cumplimiento de su cargo (Art. 2023, y Art. 29 del Código Civil Ecuatoriano), entiéndase como culpa leve o descuido leve, a la falta de la debida diligencia o cuidado en el cumplimiento de las obligaciones y cargas inherentes a las funciones que el mandatario desempeña, y que corresponde exigirle; en otras palabras, se refiere a la imprudencia, impericia, negligencia o vulneración a las leyes o reglamentos.

 

Con respecto a lo que determina la Ley de Compañías en su artículo 6, el cual me permito citar:

 

Art. 6.- Toda compañía nacional o extranjera que negociare o contrajere obligaciones en el Ecuador deberá tener en la República un apoderado o representante que pueda contestar las demandas y cumplir las obligaciones respectivas.

 

El espíritu de esta norma es que toda compañía extranjera tenga en el país a un representante que pueda hacer sus veces para las respectivas obligaciones que de su actuar deriven. En concordancia con lo explicado en párrafos anteriores, este apoderado tiene responsabilidad frente al mandante y frente a terceros de las gestiones que efectue.

 

Sin embargo, el mismo artículo en su inciso cuarto establece una excepcionalidad:

 

Las compañías extranjeras, cuyos capitales sociales estuvieren representados únicamente por acciones o participaciones nominativas, que tuvieren acciones o participaciones en compañías ecuatorianas, pero que no ejercieren ninguna otra actividad empresarial en el país, ni habitual ni ocasionalmente, no serán consideradas con establecimientos permanentes en el país (…) pero deberán tener en la República el apoderado o representante referido en el inciso primero de este artículo, el que por ningún motivo será personalmente responsable de las obligaciones de la compañía extranjera antes mencionada.

 

Se puede deducir de este artículo, que las compañías extranjeras quienes tengan capitales (acciones o participaciones a su nombre) en una compañía ecuatoriana, y que no realizaren ningún otro tipo de actividad empresarial en el país más que las actividades que realice la compañía en donde posee acciones, no necesitará establecerse como tal en el país, pero deberá tener un apoderado, quien no será personalmente responsable de las obligaciones de la compañía extranjera.

 

También es importante mencionar el artículo 255 ibídem, en donde establece que “los administradores tendrán la responsabilidad derivada de las obligaciones que la ley y el contrato social les impongan como tales y las contempladas en la ley para los mandatarios; (…) Es nula toda estipulación que tienda a absolver a los administradores de sus responsabilidades o a limitarlas.

Los administradores no contraen por razón de su administración ninguna obligación personal por los negocios de la compañía.”

 

Pero, también es relevante destacar que la responsabilidad de un apoderado en el Ecuador de una compañía extranjera se ve enmarcado principalmente en un actuar extremadamente cauteloso, en virtud que de éste se pueden derivar obligaciones, pues el apoderado es el único responsable de la compañía extranjera en el Ecuador, y será el encargado de asumir a nombre de ésta todas las obligaciones legales que se impongan en contra de la compañía. Pero como se puede colegir del articulo 255 antes citado, estos administradores no serán personalmente responsables por los negocios de la compañía, siempre y cuando no se demuestre la mala fe en su actuar.

 

Por todo lo antes expuesto, podríamos precisar los siguientes puntos:

 

1.- Implicación legal: El apoderado será quien responda en contra de todos los procesos judiciales, administrativos, y legales en general, que se inicien en contra de la compañía extranjera en el Ecuador.

 

2.- Implicación económica y patrimonial: La economía y patrimonio del apoderado inicialmente no se verían afectada por las obligaciones que genere de la empresa; pero se consagra la responsabilidad solidaria de aquellos representantes que no procedan con la debida diligencia en sus funciones, o en su defecto que su actuar haya sido doloso, en ese caso, la responsabilidad del apoderado será del total de la obligación generada.

 

En este sentido, el patrimonio y economía del apoderado podría verse afectada cuando actúe de “mala fe”, en dicho caso, la empresa queda facultada para iniciar acciones de repetición, sin perjuicio de las demás acciones a las que quedaría expuesto; sin embargo, es imperioso mencionar que en los casos de responsabilidad solidaria legal (la misma que se encuentra determinada en los artículos detallados a continuación) podrán iniciarse acciones directamente en contra del apoderado, y que éstas sean exigibles a éste sin necesidad de demandar a la compañía; es decir, las siguientes excepciones legales, configuran como responsable solidario directo al apoderado de una compañía extranjera en el Ecuador:

 

EXEPCIONES:

 

Responsabilidad Laboral:

 

“Art. 36.- Representantes de los empleadores.- (…)  las personas que a nombre de sus principales ejercen funciones de dirección y administración, aún sin tener poder escrito y suficiente según el derecho común.

 

El empleador y sus representantes serán solidariamente responsables en sus relaciones con el trabajador. “

 

(Código de Trabajo Ecuatoriano)

 

Se entiende por responsabilidad solidaria laboral, la obligación legal o contractual que nace para la persona en cuyo provecho se realice la obra o preste el servicio, la cual responde conjunta o indistintamente con el obligado directo, en virtud de una extensión de la responsabilidad proveniente de la ley. No es imprescindible sin embargo, que se demande tanto al obligado directo como al responsable solidario, para obtener la aplicación de la norma en análisis, ya que por el principio de solidaridad pasiva, el acreedor está facultado para exigir la totalidad del crédito o cumplimiento de las obligaciones a su arbitrio, a todos o a cualquiera de los obligados solidariamente.

 

Esta responsabilidad, es procedente incluso en el caso de que el nexo laboral se hubiere producido mediante intermediario, entendiéndose por tal, a toda persona que sin ser representante conocido del patrono interviene por cuenta de éste último en la contratación de los servicios de uno o varios trabajadores, sin perder su propia responsabilidad. Se ha previsto también que en caso de que el beneficiario del trabajo, en razón de esta garantía satisfaga el cumplimiento de las obligaciones laborales, está facultado para exigir la repetición de tal pago.


(Gaceta Judicial. Año CVIII. Serie XVIII, No. 4. Página 1506.)

 

Responsabilidad Tributaria:

 

“Art. 25.- Contribuyente.- Contribuyente es la persona natural o jurídica a quien la ley impone la prestación tributaria por la verificación del hecho generador. Nunca perderá su condición de contribuyente quien, según la ley, deba soportar la carga tributaria, aunque realice su traslación a otras personas.”

 

Art. 26.- Responsable es la persona que sin tener el carácter de contribuyente debe, por disposición expresa de la ley, cumplir las obligaciones atribuidas a este. Toda obligación tributaria es solidaria entre el contribuyente y el responsable, quedando a salvo el derecho de este de repetir lo pagado en contra del contribuyente, ante la justicia ordinaria y según el procedimiento previsto en el Código Orgánico General de Procesos

 

Art. 27.- Responsable por representación.- Para los efectos tributarios son responsables por representación:

 

2. Los directores, presidentes, gerentes o representantes de las personas jurídicas y demás entes colectivos con personalidad legalmente reconocida;

 

(Código Tributario Ecuatoriano)

 

En los casos relativos a tributos, el representante, mandatario etc., de una compañía serán solidariamente responsables de cumplir las obligaciones generadas por el contribuyente.

 

Responsabilidad de Seguridad Social:

 

“Art. 75.- RESPONSABILIDAD SOLIDARIA DE LOS EMPLEADOS PRIVADOS, MANDATARIOS Y REPRESENTANTES.- Iguales obligaciones y responsabilidades tienen los patronos privados y, solidariamente, sus mandatarios y representantes, tanto por la afiliación oportuna de sus trabajadores como por la remisión al IESS, dentro de los plazos señalados, de los aportes personales, patronales, fondos de reserva y los descuentos que se ordenaren.

 

La responsabilidad solidaria de mandatarios y representantes se referirá a actos u omisiones producidas en el período de su mandato y subsistirá después de extinguido éste.”

 

(Ley de Seguridad Social)

 

También existe responsabilidad solidaria legal en los casos determinados en la Ley de Seguridad Social, conforme consta en el artículo citado anteriormente.




Cristhian Romero

Abogado







Búsqueda Legal

Quíenes Somos

Somos el mejor directorio en línea de abogados en Ecuador, comprometidos con nuestros usuarios en acercar una asesoría especializada y ayudar a la búsqueda de soluciones a sus problemas.


Abogados Especialistas